ANEP A.C. | El economista Manco, ANEPDOTA Harry Truman
Te contaremos algunas de las anecdotas más famosas del ex presidente de los Estados Unidos de Norteamerica
16445
post-template-default,single,single-post,postid-16445,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El economista Manco, ANEPDOTA Harry Truman

El economista Manco, ANEPDOTA Harry Truman

Saludos a todos nuestros seguidores, con este blog inauguramos nuestra sección de ANEPDOTAS, en él daremos a conocer algunas de las anécdotas históricas sobre economía, como aportación al breviario cultural de todas las personas que nos favorecen con su atención.

Toca al expresidente de los Estados Unidos de Norteamérica ser nuestro padrino inaugural de manera involuntaria. Todos sabemos o hemos oído quien fue Harry S. Truman, fue el trigésimo tercer presidente de los Estados Unidos desde 1945 hasta 1953. Previamente, fue el trigésimo cuarto vicepresidente durante el breve cuarto mandato de Franklin Delano Roosevelt entre enero y abril de 1945 y llegó a la presidencia el 12 de abril de ese año, debido al fallecimiento de Roosevelt.

La primer anepdota se llama El economista manco.

Tiene que ver con la tendencia de muchos economistas de dar soluciones abstractas o de plantear panoramas en dos propuestas de solución con sus correspondientes pros y contras a un mismo problema, en el idioma ingles se usa mucho la expresión “on the other hand” se cuenta que Harry Truman, solicitó a su gabinete contratar a un economista manco, para, de forma irónica, tener la imposibilidad de dar un consejo y luego decir: “on the other hand”, ajustándose al sentido literal de la expresión anglosajona: “on the one hand”, ignoramos si eso dio el resultado que pretendía o si encontraron a algún economista manco, pero mientras tanto queda para nuestro ANEPDOTARIO.

La segunda anepdota corresponde a una deuda que duró más de 65 años del expresidente con un repartidor de periódicos, al inicio era 7,50 dólares que se convirtieron con intereses, en 56,63 dólares, el repartidor que en ese entonces tenía 15 años, de nombre George Lund, tiene ahora 80 años. Nunca llegó a cobrar la entrega diaria, durante seis meses, del periódico The Independence Examiner, en la residencia familiar de Truman, en el número 219 de la calle North Delaware, en la localidad de Independence, Misuri. El 23 de mayo del 2012, el Instituto de la Biblioteca Truman, dedicado a preservar el legado de ese presidente, le hizo entrega formal de 56,63 dólares, la cantidad original adeudada, más los intereses acumulados.

 

“Nunca pensé que se me pagaría esa deuda, y la verdad es que no le he dado mucha importancia. Hasta ahora ha sido una anécdota interesante que contar”, asegura Lund a EL PAÍS desde su residencia en Overland Park, Kansas. “Estoy seguro de que el presidente Truman no evitó el pago. Tenía muchos problemas de los que ocuparse, muchos asuntos en la cabeza. Era un hombre excelente y el hecho de que no pagara fue seguramente un descuido”.

 

Como podemos constatar una vez más la economía y la política a veces no tienen nada que envidiar a las mejores comedias.

Si les gusto no olviden darnos like y compartir y si tienen alguna ANEPDOTA que compartir nos la pueden enviar a nuestro correo electrónico contacto@anep.mx para compartirla en esta sección.

 

Por: Lic. Francisco Javier Hernández Salcedo, Vicepresidente
No Comments

Post A Comment

Síguenos en nuestro nuestra red social