Economistas politécnicos UNIRNOS ¿Pero para qué? - ANEP A.C
16669
post-template-default,single,single-post,postid-16669,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Economistas politécnicos UNIRNOS ¿Pero para qué?

Economistas politécnicos UNIRNOS ¿Pero para qué?

Las múltiples respuestas podrían parecer obvias, sabemos que la capacidad de adaptarse es un factor esencial para subsistir, sin adaptación no se puede concebir la evolución; la capacidad de integrarse forma parte de dicha adaptación pero a menudo conlleva retos, como lo son el dejar de lado las diferencias y enfocarse en las similitudes (o puntos en común) para generar sinergia y ventajas para todas y todos, pero si es tan obvio ¿Por qué la comunidad de la Escuela Superior de Economía ha permanecido distanciada y apática desde hace décadas? Comprendo que nuestra esencia es política, recuerdo con mucho cariño que en mis años de estudiante discutíamos por todo, en especial por temas de política, nos dividíamos entre los del CLESE y los demás y vaya que los debates eran acalorados.

Pero al egresar y con el paso de los años, veo con agrado que esas diferencias entre esos compañeros y yo, se disolvieron; claro, con el tiempo nos volvimos menos extremistas en nuestras posturas y aprendimos, con nuestras experiencias que ambas partes teníamos razón, pero sobre todo, con la madures aprendimos que no tenemos que estar de acuerdo en todo, simplemente respetar nuestras diferencias sin intentar adoctrinar a nadie.

Las mejores universidades del mundo (México no es la diferencia) han obtenido su prestigio en gran parte por su calidad educativa, por sus planes de estudio acoplados a la realidad, que preparan a sus estudiantes para ser lideres en su sector, otra gran parte de su éxito es la capacidad de sus profesores, que cuentan con la preparación didáctica y la experiencia para que los conocimientos no se queden solo en la teoría si no en casos concretos de experiencias profesionales, pero además de todo lo anterior, su prestigio se debe a la integración de una comunidad que además termina creando una identidad.

Muchas de las universidades más poderosas del mundo crean fraternidades (ALPHA, BETA, GAMA, ETC) en la que sus integrantes se comprometen no solo a apoyar a sus miembros de manera directa si no también en compartir experiencias, conocimientos, relaciones públicas, financiamiento, (por mencionar solo algunos aspectos), si tienen empresas procuran prioritariamente consumir o contratarse entre ellos, si tienen vacantes de empleo en sus negocios primero consideran a los miembros de sus grupos por que comparten valores y saben (por experiencia) sobre sus capacidades, crean fideicomisos, becas, crowdfundings, incubadoras de negocios, bolsas de empleo, salas de networking (especializados) e infinidad de mecanismos con un objetivo, empoderarse en sinergia, no ven ninguna de esas actividades como perdida de tiempo ni como gasto, es completamente inversión.

No se ustedes, pero a mi me hubiera encantado al egresar que hubiera existido un grupo de mi Alma Mater que al menos me hubiera dado una oportunidad para desenvolverme en la carrera, mínimo que me diera consejos sobre en donde y como aplicar mis conocimientos para tener éxito económico empleando toda mi capacidad, que existiera una comunidad para que si yo ofrecía un producto o servicio por lo menos me abrieran la puerta para escucharme y quizá comprármelo o contratarme, lamentablemente no existía, pero eso no significa que sea imposible crearlo y comenzar a crear nuestra comunidad.

¿A que nos referimos con integrar una comunidad de economistas politécnicos?

Muchos de los egresados sin duda recordarán la época en la que recién salieron de la Escuela Superior de Economía y buscaron empleos y en las ofertas de los periódicos se leían “inútil presentarse si es egresado del Politécnico”, algunos de los que han egresado en los últimos años pueden dar constancia de la dificultad que existe para encontrar empleos en los que uno puede ejercer la carrera, de ahí que un gran porcentaje de los egresados se dedican a cosas muy distintas que nada tienen que ver con la carrera.

Es verdad, en la generalidad en la ESE no nos enseñaron a trabajar en equipo, a emprender juntos ni a apoyarnos, es por eso que vemos casos de egresados relevantes que han ocupado altos puestos en la administración pública y privada (Presidente de la República, directores de paraestatales o descentralizadas, Directores Generales de Área, diputados federales y locales, empresarios) que lograron el éxito en lo individual pero que en su equipo no había un solo compañero de nuestra Alma Mater; en la ANEP creemos que esto va a cambiar y que podemos ser la comunidad gremial más fuerte del país.

Nos referimos a crear lazos de comunicación directa entre todos nosotros, a formar un grupo de integración en el que impere la proactividad y la sinergia con la finalidad de empoderarnos en lo individual y en lo colectivo, de apoyarnos entre todos.

Una muestra de lo anterior es nuestra campaña de sinergia empresarial y laboral, en la que todos los afiliados a la ANEP pueden dar a conocer sus empresas o negocios con la finalidad de que los demás los tomemos en cuenta a la hora de requerir algún producto o servicio, así mismo, para aquellos que están buscando empleo contamos con nuestra bolsa de trabajo.

Una parte fundamental para hacer negocios es la confianza, conocernos fuera de nuestra vida empresarial y laboral, intercambiar experiencias personales, pero tambien crear experiencias juntos ¿y por qué no? Asociarnos en futuros proyectos.

¿Qué tan fuertes podemos ser?

Actualmente, la Escuela Superior de Economía es la segunda más grande en matrícula en el país, solo superada en número por la Facultad de la UNAM (no necesariamente en calidad), en cuanto al número de egresados de la ESE, superamos los 25 mil, los cuales se encuentran en toda la República Mexicana, algunos de ellos profesionales independientes, otros lideres en sus sectores, empresarios, políticos, luchadores sociales, algunos también desempleados buscando una oportunidad pero todos con algo en común, con mucha capacidad y de eso queda constancia por que todos superamos una de las carreras más demandantes, luego entonces, que tan fuertes podemos ser depende de nuestra capacidad de unirnos por el bien común, pero además sin dejar de voltear hacia nuestra alma mater y ofrecer nuestro apoyo a los estudiantes y recién egresados, para que superen de una manera más sencilla todos los retos que en nuestra mayoría tuvimos que superar solos, cuando nadie nos abría una puerta o nos tendía la mano.

Si, sabemos que el objetivo es muy ambicioso, que no será sencillo, pero estamos haciendo lo que está en nuestras manos, la ANEP es apartidista aunque como ustedes saben colaboramos con todos los partidos políticos para presentar iniciativas de decreto con proyecto de ley e iniciativas sociales, la ANEP no tiene fines de lucro, los que integramos la ANEP no hemos percibido un solo centavo por lo que hemos realizado hasta el momento, por el contrario, aportamos recursos de nuestro patrimonio personal, procuramos ser proactivos y proponer soluciones y solo estamos limitados por nuestra capacidad, pero además la ANEP es un espacio abierto para todos los integrantes de la comunidad de la ESE que quieran aportar, sumar y construir.

Súmate a la ANEP

Si tu como nosotros crees que es importante integrarnos como comunidad, si eres de los que propone y actúa en lugar de sentarse a atacar y criticar a los demás, únete a la ANEP, hagamos historia juntos y pongamos la Técnica Económica al Servicio de la Patria.

¿Aún no te has afiliado?

Recuerda que durante el 2022 ¡es totalmente gratis!

¿Buscas empleo o tienes una oferta de empleo?

Difundimos tu C.V. en la comunidad.

¿Tienes una empresa o negocio o deseas difundir algún producto o servicio?

Permite que la comunidad conozca sobre tus productos y servicios.

Escribió Francisco Javier Hernández Salcedo.

Lic. Francisco Javier Hernández Salcedo
Presidente ANEP
No Comments

Post A Comment

Individualmente somos fuertes pero en equipo somos invencibles