Política de Igualdad de Género y la Austeridad Republicana - ANEP A.C
Desde 2019, los feminicidios y violencia hacia la mujer han ido en aumento en México. En contraste, el recurso público destinado para combatir este problema va disminuyendo. Además, pese a que la atención a la violencia de género se declaró esencial durante la contingencia del Covid-19, las áreas especializadas en atender a mujeres sufrieron fuertes recortes presupuestales.
Igualdad de genero, equidad de genero
16309
post-template-default,single,single-post,postid-16309,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Política de Igualdad de Género y la Austeridad Republicana

Política de Igualdad de Género y la Austeridad Republicana

Desde 2019, los feminicidios y violencia hacia la mujer han ido en aumento en México. En contraste, el recurso público destinado para combatir este problema va disminuyendo.

Además, pese a que la atención a la violencia de género se declaró esencial durante la contingencia del Covid-19, las áreas especializadas en atender a mujeres sufrieron fuertes recortes presupuestales.

 

Hablemos de cifras

El año pasado México cerró con una cifra récord de feminicidios: 1,006 casos (de los que se sabe). Lo que significaría un aumento de 10% en comparación con 2018.

En el primer cuatrimestre de este año la tendencia no parecer ser diferente. En 2019 se reportaron 305 feminicidios. En 2020, fueron 308.

Los datos, recopilados por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, también muestran un aumento considerable en mujeres víctimas de homicidios dolosos.

De enero a abril, se registraron 884 casos en 2019. Este año, se reportaron 987 casos.

Además, con el inicio de la cuarentena, se registró un repunte de 120% en violencia domestica según datos de la Secretaría de Gobernación. En 9 de cada 10 casos las víctimas fueron mujeres.

En delitos sexuales, las cifras tampoco son alentadoras. Se estima que entre julio y diciembre de 2019 alrededor de 6 millones de mujeres sufrieron violencia sexual.

De estos casos, 99.7% no fueron denunciados ante las autoridades. En situaciones como esta, los únicos espacios para atender a la mujer son las instituciones o centros dedicados a ellas.

Estos espacios no funcionan únicamente como “triangulación” o “atajo” para interponer una denuncia. En estos centros también se brinda atención psicológica, médica, orientación jurídica y, en algunos casos, un refugio para mujeres y sus hijos.

Sin embargo, ante la disminución presupuestal del gobierno federal, estos centros están a nada de convertirse en áreas pagadoras de nómina ante la falta de recurso.

 

El impacto de los ajustes presupuestales

El 24 de abril de este año el presidente Andrés Manuel López Obrador decretó “recortes de austeridad”.

¿Por qué? Esta medida es para plantar cara a la caída de ingresos tributarios y petroleros que se esperan este año.

La indicación del presidente fue clara: reducir en 25% el salario de altos funcionarios y recortar 75% en los capítulos Servicios Generales y Materiales y Suministros.

El objetivo del gobierno de la República es conseguir 622 mil 556 millones de pesos para continuar su agenda: programas sociales y proyectos prioritarios.

Lo que ocurre ahora podría atribuirse fácilmente a la crisis sanitaria. No obstante, desde que López Obrador tomó protesta, abanderó una política de austeridad Republicana con recortes aquí y allá.

 

El duro golpe presupuestal a las mujeres

Con el recorte presupuestal, muchas áreas gubernamentales se convertirán en pagadoras de nómina. Una de ellas, es el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Los recortes equivalen a 64% del recurso que tiene el Inmujeres para trabajar. Con los 48 millones de pesos que le quedan para trabajar este año, se volverá un área inoperable.

En un país donde los feminicidios, violaciones y agresiones contra la mujer van en aumento, la austeridad Republicana representa un duro golpe.

Al igual que el Inmujeres, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) tiene las manos atadas. El recurso que les quedó no es suficiente ni para pagar la cuenta de teléfono.

En el Registro Nacional de Víctimas hay 34 mil 215 personas, la mayoría mujeres.

Para atender este número creciente de víctimas, la CEAV tiene: 60 psicólogos, y 70 abogados para todo el país. Es decir, cada abogado lleva entre 100 y 250 casos.

Antes de los actuales recortes, la CEAV tuvo que reducir áreas para la atención de víctimas y otras desaparecieron. Sin contar con los “malabares financieros” que deben hacer para pagar al personal.

La misma suerte han corrido otras áreas o programas dirigidos a mujeres, como:

  • El cierre de Casas de la Mujer Indígena
  • Refugios para atención de mujeres víctimas de violencia
  • Recorte en el presupuesto para guarderías e instancias infantiles

 

¿Igualdad de Género?

De acuerdo a la Ley General para la Igualdad de Género, el concepto se describe como la disposición para que mujeres y hombres accedan a las mismas posibilidades y oportunidades.

Sin embargo, en nuestro país esto no es una realidad para muchas mujeres y con este gobierno dista de que pronto lo sea.

Las mujeres requieren desarrollar su participación en la vida económica, política, social y cultural. Sin embargo, persiste la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres.

De acuerdo con ONUMujeres, cerrar esta brecha permitiría el crecimiento de nuestro país.

Se comprobó mediante estudios que incorporar a las mujeres a la vida laboral contribuye al crecimiento económico.

La constante lucha de las mujeres mediante organizaciones políticas o civiles generó reformas importantes en políticas públicas.

No obstante, con la reducción presupuestal la lucha por la igualdad de género va en retroceso.

Y, como las áreas ya descritas, hay un largo etcétera… como la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) esta institución deberá operar con 16 millones de pesos.

¿En dónde queda este gobierno feminista que las secretarias de estado presumen? ¿sólo es porque hay más mujeres en el gabinete?

Penélope Chamorro Juárez

Economista, Especialista en presupuesto con Perspectiva de Género.

No Comments

Post A Comment

We work closely with you and carry out research to understand your needs and wishes.